Lo que no te cuentan del Black Friday

Lo que no te cuentan del Black Friday

Lo que no te cuentan del Black Friday…

Me gusta autoplocamarme ciudadano del mundo, me gusta la libertad y el respeto. Soy de esas personas que les gusta viajar, conocer otras culturas, costumbres y aprender de todo el mundo.

De todos es sabido que aprendemos por imitación, (aparte de estudio e investigación que de ahí sale luego la “creatividad”), algo muy frecuente en nuestro país es imitar o copiar literalmente algunos modelos de otros paises y aplicarlos tal cual aquí.

 Por cierto ya podíamos copiar el modelo de educación de Finlandia. Pero no, copiamos otras cosas, que le vamos a hacer.

Cuando alguien te dice que un producto es superventas en Estados Unidos o un  estudio de investigadores americanos lo confirma, se produce en nuestra mente  una presuposición de validación y veracidad casi absoluta, parece que por el mero hecho de que algo funcione o sea bueno en EEUU tenga que serlo aquí. Así nos venden modelos de negocio, franquicias, negocios multinivel, estrategias de marketing, incluso un montón de fiestas populares y días concretros. Halloween, Santa Claus y otras más que darían para otro post, pero hoy me quiero centrar en el “BLACK FRIDAY” o “Viernes Negro” que sería su traducción al español.

505405078

Imagino que en estas últimas semanas habras oído y  visto por doquier la famosa o “hartible” expresión “BLACK FRIDAY” ¿Verdad?. Está por todos sitios, en la televisión, en periódicos, en prensa escrita y digital, en las redes sociales, en todo internet, en todas o casi todas las tiendas on-line y peor aún en casi todoslos negocios y tiendas físicas.

Y aquí es donde quiero expresar mi opinión, (que no una crítica, cada uno que haga en su vida, con su dinero y con su negocio lo que quiera) Como dice un buen amigo mío…

La opinión es como el culo, cada persona tiene el suyo.

Pues eso, te voy a dar mi opinión y a contar por qué no deberíamos entrar en el juego del “Viernes Negro”, pero insisto que es mi opinión personal y no tienes por qué compartirla ni hacerme caso.

Si eres comerciante y/o empresario tienes una serie de inconvenientes y te voy a contar sólo algunos para no hacer este post muy largo.

Lo que empezó siendo Black Friday, un día de “rebajas adelantadas” se está convirtiendo en una Black Week (Semana Negra) con una bajada de precios y eso, a corto plazo parece que pudiera interesarte, pero a largo plazo puede que no sea tan interesante. Si participas en este tipo de campañas acostumbrarás a tus clientes a comprar a bajo precio y ¿Qué pasará cuando acaben esos días? que tus ventas bajan, incluso los clientes llegan a ver caros tus productos o servicios porque saben que les puedes ofrecer lo mismo a menor precio.

A largo plazo, habitúas  a los clientes a comprar sólo en temporada de rebajas, de Black Friday y de ofertas a golpe de bajada de precios y no te comprarán con tus márgenes normales o habituales.

¿Conoces a personas que sólo compran ropa en rebajas? Yo si, y cada vez más, ¿Por qué? porque los estamos acostumbrando a que sean “Cazaofertas Profesionales” y esto pasa en las tiendas de moda, en los portales de descuentos, en hoteles, restaurantes y otros servicios. Clientes que sólo buscan el chollo y que no fidelizamos porque en cuanto encuentran un chollo en otro sitio dejan de comprarte a ti. Eso está pasando en los portales on-line en los que cada vez detectan menos fidelidad y los clientes acaban comprando en páginas web de China a precios más bajos que en los propios portales que ofrecen sus productos con grandes descuentos.

Una máxima en el mundo de los negocios es “NO COMPETIR POR PRECIO”, siempre habrá otro que pueda ofrecer tu producto o servicio a un menor coste que tú, a no ser que tu producto o servicio sea “ÚNICO” y entonces no tengas necesidad de competir ni bajar tus precios.

Y sinceramente, ese debería ser tu objetivo principal, diferenciarte.

¡Piénsalo! Seguramente muchos de tus clientes necesitaban comprar tu producto o servicio en las dos últimas semanas, pero se han esperado para hacerlo a un precio menor ¿te compensa?

Para los consumidores si puede ser interesante un BlacK Friday o cualquier otro tipo de campaña de rebajas, pero ¡ojo! debes de tener en cuenta varias cosas.

Lo más importante es que seas conciente de lo que vas a comprar. Pregúntate… ¿Realmente lo necesito? ¿Es indispensable? ¿Qué uso le voy a dar?  No sería la primera vez que compres algo por tener un descuento suculento y luego te hayas arrepentido porque no lo has sacado utilidad. Compra lo que verdaderamente necesites o seas capaz de usar y disfrutar.

Ándate con ojo con los “supuestos descuentos”. No sería la primera vez que denuncian y demuestran que el “presunto descuento” no es tan real como aparece, bien porque han inflado el precio anterior o bien porque han usado otra fórmula haciendo packs con otros productos o peor aún, los productos ofertados están agotados. Hay otras muchas maneras de tomarnos el pelo, poner unos productos a bajo precio y subir otros similares y luego argumentar y recomendar estos otros por tener mayor calidad.

Si quieres saber más sobre falsos descuentos del Black Friday mira esto.

Así que a unas horas del Black Friday te invito a que reflexiones un poco sobre esto.

¡Hasta el próximo post!

Salud y éxitos.

GOMARIZ_firma